Ay, Beber

Puedo ser sincera contigo ahora que el mural para Antídoto está terminado:


Cuando me pediste que pintara la bodega pasé varias semanas acojonada. Pero no en plan vaya reto guay, sino en plan bloqueo GRA-VE. A ver, ¿lo mío no era pintar niños contentos y sonrosados entre arcoiris y pajaritos? Este proyecto era una salida de mi zona de confort en toda regla. Además, me diste libertad total y que echara a volar mi imaginación. Era el momento de sacar lo mejor de mí y yo voy y me quedo petrificada frente al papel en blanco!
Habíamos trabajado juntos en la imagen para Le Rosé 2015, y todo fue genial...


... Pero qué sé yo. Ese cubo blanco todo para mí; tan alto que al mirarlo te duelen las cervicales; rodeado de depósitos y palés; con esa escalera negra tocha en medio... pfff! no sabía por dónde cogerlo y se me hacía bola. Perdí el tiempo en Youtube con vídeos sobre cómo vencer la procrastinación y al final, gracias a un buen brainstorming con Prin y muchas horas encerrada en el taller, surgieron las primeras ideas muy locas que serán nuestro secreto.


Pero curiosamente a partir de ahí ya fue todo rodado. Vimos que pintar un montón de frasquitos con pócimas de colores conectaba bien con la idea de Antídoto y del laboratorio ubicado en el cubo, y nos permitía representar los cuatro vinos que elaboráis: Le Rosé, Roselito, Antídoto y La Hormiga. Desarrollamos el boceto, lo preparé a escala y poco después, sin contratiempos, ¿qué fue de aquella bodega un poco anodina?


Ahora gente al pasar la puerta frena en seco, alucina un poco con la que hemos preparado, y luego recuerda la bodega para siempre, que de eso se trata:

(más fotos en detalle al final del post!)

Decoramos la Ofi colocando la colección de anuncios de Le Rosé y aprovechando el relieve de la viga del techo para llenarla con vuestras perlitas de colores,  y mira si mola ahora trabajar aquí!




Y por fin la escalera tocha se transformó tras gracias a una mano de pintura y ahora me siento Rose bajando por la escalinata del Titanic al encuentro de Jack Dawson:



David, Héctor, Lula, Araceli  y Beber , he sido FELIZ trabajando con vosotros y he disfrutado de cada centímetro de muro. Sois un equipazo y os deseo muchos éxitos con estos vinos maravillosos que hacéis. (Cito a terceros que son los que saben de esto).

¡  G R A C I A S !


Bodeguitas de la Ribera (y de otros confines del mundo)...
Si os ha gustado la idea y estáis imaginando vuestra bodega a todo color,
escribidme a hola@dibusdeizas.com y estaré encantada de daros más información,
preparar un presupuesto o pasar un día para conocernos.
Podéis ver otros murales en mi web.

(Y si conoces a alguien que le pueda interesar, compártelo por favor. ¡¡Mil gracias!!) 


 



Comentarios

Publicar un comentario