La ropa tendida al sol

Sé que a veces reniego de Mambry. Que si el wifi, que si la cobertura, las moscas, las serpientes. Ya os lo he contado mil veces. Pero tiene sus cosas buenas: las carreras por el páramo, la luz al atardecer, los tomates del huerto. Así que le hemos cogido cariño, y cuando me propusieron pintar un mural colaborativo en la casa del médico no lo dudé un segundo.


Las paredes en cuestión están situadas entre el parque infantil y "La Ballena", que es el lugar donde los vecinos lavaban la ropa cuando no había lavadora (sí, curiosamente aquí también ha llegado ;) ). Diseñé un mural que uniera estos dos conceptos, y el 8 de agosto tempranito nos pusimos en marcha y aprovechamos hasta que empezó el sol empezó a achicharrarnos:


Al día siguiente, retoques, detalles finales, y ahora el paisaje ya no tiene nada que ver:


Esta vez he optado por menos colorín que el que utilizo habitualmente en coles para integrarlo mejor en el entorno y para darle ese toque retro que pedía temática del mural. Y he elegido también un tono de cielo más oscuro para que destaque la ropa tendida. Porque tirar una cuerda de árbol a árbol y tender las sábanas al sol es amor puro y eso sólo lo hacemos en el campo. ¿Que no?








... También os cuento que estoy muy ilusionada preparando un proyecto precioso que aún no puedo desvelar, shhhhh... Pero creo que muy pronto saldrá a la luz :)

¡Os deseo una feliz y,  a poder ser, calmada vuelta a la rutina!


Si te ha gustado esta idea y estás pensado transformar esa pared gris, escríbeme a hola@dibusdeizas.com y estaré encantada de darte más información.
(Puedes ver otros murales en mi web, y en éste post os hablé de cuánto cuesta un mural).


(Si conoces a alguien que le pueda interesar, compártelo por favor. ¡¡Mil gracias!!) 

Comentarios

  1. Es el magnífico resultado de un trabajo en equipo dirigido por una gran profesional.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario